INICIO

El modelo antropológico del que parte la logoterapia, ve al hombre como un ser tridimensional. Bios, psique y espíritu. La dimensión biológica, la psico-emocional y la espiritual se unen para formar a un ser humano integral. Somos seres biológicos y emocionales pero sobre todo seres espirituales. Esta es la aportación de la logoterapia que permite creer en la capacidad del ser humano para desde la libertad y la responsabilidad, sobreponerse a las crisis de la vida, a descubrir la misión de la vida y a responder a la vida con un rotundo SI. Frankl, citando a Max Scheler, describe a la persona como portadora o soporte pero también como centro de actos espirituales. “Si bien la persona es aquello de que proceden los actos espirituales, también es el centro espiritual en torno al cual se agrupa todo lo psicofísico” (Frankl, 1999-1, p 25)  ¿Que es Logoterapia?